Vino espumoso con lyches

Que delicia! Además de que visualmente es muy bonito y tiene un sabor muy especial. Es el vino espumoso con lyches.

Si quieres ofrecer una cena de noche vieja informal pero coqueta, y tus invitados no son unos sibaritas consumados; podrás darte el lujo de celebrar las campanadas con ésta delicia y por ahí derecho, cambiamos las uvas por lyches!

Es muy fácil, simplemente consigue un vino blanco espumoso brut, el cual no debe ser costoso; pues es una verdadera pena mezclar licores costosos (eso pienso yo).


Compras unas latas de lyches, de esos que vienen en almíbar en su jugo; pasa el jugo con unos cuantos lyches (5-8) y los pasas por el miniopymer y lo cuelas. Y bueno, le mezclas al vino espumoso el jugo de los lyches y listo!

Tan simple, bello y delicioso! Pues le da un color rosáceo al licor, espectacular y si encima en el fondo de la copa (flauta) pones unos 3 lyches, pues más bonito y exótico aún.

Y si además logras conseguir virutas de oro comestible, le dejas caer unas cuantas y super sofisticada la bebida.

Es para tomarla bien fría, así que pon el vino y las latas de lyches en la nevera y prepáralo justo antes de servir para no perder las burbujitas del vino.

También te queda rico y curioso usar cerveza en lugar de vino espumoso, yo no tenía una más suave, yo recomendaría la marca Sol o la marca Corona, que son muy suaves.

O si quieres hacerlo sin alcohol, qué tal mezclándola con alguna bebida gasificada como soda, Sprite, Seven Up, gaseosa (España), etc. Si es que el todo es experimentar, pero te aseguro que queda espectacular!

Pero ten cuidado, porque parece suave, se ve muy bonito y sabe delicioso; pero si te pasas se te suben las burbujas a la cabeza!

Anee

Leave a Reply