Bizcocho de Milo en 3 minutos y en microondas!

Este bizcocho es muy simple de hacer y si le quitamos el ingrediente variable que en este caso sería el Milo, pues podemos hacer una gran variedad con tan solo cambiar dicho ingrediente por otro.

Además, tiene la maravilla de ser muy fácil de hacer, lo que lo hace muy interesante para compartir un rato con tus hijos con pocos ingredientes, sin necesidad de maquinaria, ni conocimientos sofisticados y en tan solo 3.5 minutos está listo.

¡Es una autentica delicia para chuparse los dedos!


INGREDIENTES:

2 Cucharadas de aceite de girasol (el de oliva tiene mucho sabor)

8 Cucharadas de Milo en polvo (ingrediente variable)

4 Cucharadas de harina de trigo (de la normalita que se consigue en cualquier parte)

2 Cucharadas de azúcar (solo 2 porque el Milo ya tiene azúcar, si cambias el ingrediente variable; debes ajustar el azúcar)

4 Cucharadas de leche

1 Huevo

PREPARACIÓN:

– Con una servilleta o brochita, engrasa el molde (que puede ser un plato hondo para sopa).

– Luego, pon dentro del molde todos los ingredientes y mézclalos con un tenedor.

– Introduce el molde en el microondas y déjalo que cocine por 3 minutos y medio.

¡Voila! El bizcocho está listo. Puedes desmoldarlo y servirlo caliente con helado o espolvorear un poco de azúcar glass (pulverizada, XXX) o ponerle la cobertura que quieras.

* Rinde 2 porciones.

Anee

Mi cocina: Crumble de frutas

Ésta tarta le gusta a todo el mundo y es que es tan fácil de preparar que no creo que lugar a errores y quede mal nunca.

De momento la he probado con ruibarbo, calabaza, moras silvestres, fresas y manzanas. Pero creo que cualquiera le puede quedas bien.

Me encanta servirla calentita con una bola de helado de vainilla por encima. Generalmente yo hago todo casero, así que procuro hacer mi propia mermelada y el helado; pero evidentemente todo acepta sus atajos y puedes comprarlos hechos que para el caso será lo mismo.

Yo suelo poner la mermelada, del mismo sabor de la fruta fresca, pero puedes mezclar sabores, por ejemplo queda delicioso mezclar ruibarbo con duraznos, moras y manzanas, etc…

Te aconsejo que la mantequilla la tengas a temperatura ambiente y si no es posible por lo menos córtala en cubitos, ya verás que se facilita bastante manejarla así.

Por otro lado, si vas a usar ruibarbo, aunque te de pereza te recomiendo pelarlo primero y puedes usar un pelador de papas (patatas) se hace rapidísimo y ten mucho cuidado se solo usar los tallos, pues las hojas son tóxicas. También suelo cambiar el azúcar por panela rallada, me gusta más su sabor.

La fruta fresca cortala en cubos de unos 2cms, o si son bayas (moras, frambuesas, cerezas, etc) quítales el hueso (pepa, semilla, etc) y ya está.

Si la mezcla de crumble no te queda como en la imagen, ponle harina de trigo poco a poco hasta que veas el punto.

Por último, te recomiendo los moldes de silicona, son super cómodos, no necesitas engrasar y poner harina; además desmoldan facilísimo. Lo único es que son muy blanditos por lo que yo pongo el mío sobre una placa de las normales.

Bueno necesitarás los siguientes ingredientes:

1000gr de mermelada

1000gr de fruta fresca

400gr de harina de trigo

250gr de mantequilla sin sal

100gr de azúcar moreno

Elaboración:

Poner a calentar el horno a 180º, mientras el horno se calienta mezclas la fruta fresca con la mermelada y aparte la harina con la mantequilla y el azúcar; te quedara una mezcla como de migas (crumble), bastante seca, así debe ser.

Luego en el molde (si no es de silicona, pues engrásalo y ponle harina para que no se pegue), pones la primera fruta con la mitad de la mezcla, luego la cubres con una capa de crumble, otra de frutas encima y terminas tapando todo bien con una última de crumble.

Para cuando has terminado, seguramente el horno ya habrá calentado y podrás meter el molde por unos 35-40 minutos, hasta que veas que se torna dorado y la mezcla de la fruta burbujee por los laterales.

Sácalo del horno y déjalo reposar por unos minutos, luego sírvelo calentito con el helado y un cafecito; aunque frío está delicioso también, pues el crumble se endurece y crea una costra crocante espectacular!

Anee