Blanca Lozano Fina

Blanca Lozano Fina, es una bugueña (Buga- Colombia) de 33 años, mercadóloga de la Universidad Autónoma de Occidente y con especialización en sicología del consumidor.

Un día junto a su pequeño bebé, descubrió su amor por la cerámica y decidió aprender absolutamente todo lo que conlleva.

Ella nunca había pintado cerámica. Solo tenía en su corazón las ganas inmensas de lograrlo, el amor y apoyo de Felipe Paz (su maravilloso esposo), sus hijos Rafael y Simón y sobre todo  la ayuda de Dios de quién se siente realmente bendecida y quien la ha llevado de la mano por el mundo de la cerámica, para cambiar su vida en estos tres años.

Anee: Qué es Café Pintado y cómo funciona?

Blanca: Café pintado es un café único, dónde podrás pintar tu propia cerámica.

Ofrecemos todo lo necesario para crear tu propia pieza de arte solo debes escoger entre más de 140 piezas de bizcocho en pasta blanca: tazas, bandejas, cuencos, figures….y entre más de 50 colores de pintura, esténcils, esponjas, libros de ideas, un poco de enseñanza y muchos ánimos.

Adultos, adolescentes y niños de todas las edades son bienvenidos con garantía de diversión, creatividad y relajación.

Esta es una experiencia de gozo para cualquier edad si le gustan las artes y manualidades.

Hacemos fiestas infantiles muy divertidas, donde no tendrás que preocuparte por la limpieza.

Igualmente ofrecemos un espacio para reuniones con amigos, despedidas de soltera, baby shower, reuniones de empresas, solo debes hacer la reservación previa y te organizaremos un espacio.

Siempre hay música agradable y el personal está compuesto por gente agradable, dinámica que realmente disfruta  lo que hace.

Nuestro Ceramicafé es el lugar ideal para que los niños exploren el arte, es una actividad no costosa y los precios varían según la pieza que se desee crear.

No haces la pieza aburrida de cerámica, solo pintas y te quedara algo seguramente muy bonito. El personal lo terminara de lacar y cocer y en 8 días podrás regresar por él.

Anee: De dónde nace la idea y cómo empezó?

Blanca: Café Pintado está basado en la idea de negocio “make your own pottery” muy extendida en Europa y Usa en donde por las estaciones las personas buscan actividades de interiores.

Mi esposo y yo, tuvimos la oportunidad de vivir fuera del país y el primer lugar que conocimos así, lo vimos en  Frankfurt Alemania en el año 2004. Mi esposo era soldado americano y yo sin hablar el idioma estaba dedicada a cuidar de mi familia y lo veía poco probable de abrir en ese país.

Luego nos mudaron para Madrid España y busque un negocio similar y fuimos a disfrutar de él, en ese momento era el año 2007 yo sentía en mi corazón que esa era nuestra meta tener un estudio de cerámica contemporánea; ya no tenía la excusa del idioma y empecé a pensar en él y a proyectarlo como real en algún momento.

La vida con sus innumerables vueltas nos trajo de nuevo a Cali Colombia de donde soy yo y traía memorias completas de la búsqueda que había hecho del mundo de la cerámica desde de donde viene hasta como se pinta… Técnicas, ideas, fotos de otros ceramicafes, etc…

Anee: Por qué se llama Café Pintado?

Blanca: Empezamos con la búsqueda del nombre… Debía ser algo sonoro que uniera la cerámica con un lugar de esparcimiento es por esto que lo llamamos café y pintado por dos razones.

La primera, viene de la pintura que es nuestra actividad y pintado que es también nuestro cafecito con leche colombiano… El baseline es “Píntalo como quieras” que conecta una frase muy caleña con la acción de pintar como se quiera dejando volar la imaginación sin restricciones.

Ya teniendo el nombre, el logo, tuve que irme para usa por cuestión de documentos y busque en internet un estudio de cerámica cercano a donde iba a estar por dos meses. Encontré uno, o mejor Dios me lo dio y era a donde iba todos los días desde que abrían hasta que cerraban con mi bebe de 6 meses a aprender lo que más pudiera.

Un día la dueña a quien admiro profundamente Melissa Pikasso me abrió las puertas de su experiencia desvelándome toda la información que tenía…Donde comprar, qué comprar, cada cuanto comprar; cómo usar la pintura, el horno, cómo exhibir, el manejo de inventarios de base de datos, etc.

Es decir que todo me ha sido dado. Así que compré todas las cosas para el café, y al regresar a Cali buscamos el lugar ideal que llego en el barrio el Peñón de Cali en Noviembre del año 2010.

Ahí  hemos conocido gente maravillosa como el señor Héctor Olave, maestro de maestros quien me tomo como una hija y me enseño el mundo de la cerámica artesanal hecha una a una. Quien cuido del horno y de mis mil inquietudes hasta que descanso en paz Noviembre del año 2012. Éstos fueron 2 años de acompañamiento que no tienen precio, él fue un ángel que Dios me mando, con toda la experiencia que tenía, a él le emocionaba café pintado y siempre me decía doña Blanca su proyecto es muy bonito, no es fácil hacer empresa pero lo va a lograr, promesa que guardo en mi corazón.

Ya han sido casi 3 años de la apertura y 9 de tenerlo como proyecto, hemos atendido innumerable cantidad de familias, llenándonos de emoción ver cómo somos un espacio ideal para que los seres humanos compartan, vivan, conversen y vuelvan a las actividades manuales que hemos dejado a un lado por la llegada de la tecnología masiva.

Pintar relaja, calma, sana y transmite emociones y sentimientos, es por esto que creemos tanto en este proyecto y al iniciar el año 2013 hicimos todo el proceso de franquicia desarrollando un trabajo completo para poder enseñarle a otros a hacer lo mismo. Ahora están en estudio algunos candidatos en la ciudad de Villavicencio y Bogotá.

En este año en el mes de septiembre abriremos un nuevo café pintado en las velas plaza en el barrio ciudad jardín al sur de la ciudad. Y bueno, aquí vamos aprendiendo todos los días a ser mejores personas y empresarios, llevándoles a las familias una opción de compartir diferente.

Agradecemos a todos quienes han creído en este sueño, dándonos ideas y viviéndolo con nosotros gracias a los verdaderos amigos, papas, suegros, hermanos, primos, a los clientes que se vuelven amigos y a nuestros hijos que nos han regalado algo de su tiempo para construir para ellos.

Anee: Quiénes son los clientes de Café Pintado y qué tipo de actividades les ofrece?

Blanca: Nuestros clientes son personas como familias, parejas, amigos.. Niños pequeños, adolescentes, personas de la tercera edad, que buscan un sano esparcimiento para compartir experiencias, pasar un rato agradable alrededor de la pintura.

También las empresas que fomentan este tipo de actividades entre su personal.

Actualmente somos proveedores de varias empresas y participamos de sus actividades dentro y fuera del café, llevamos la experiencia de pintar cerámica a fuego a cualquier lugar, celebramos fiestas infantiles y cualquier tipo de reunión familiar.

Tenemos vacaciones creativas en el verano y semana de receso en octubre y próximamente tendremos cursos permanentes de artes.

Café pintado nació del sueño de una bugueña y su bebé, que con amor y fé lo hizo realidad.

Si es que definitivamente, los hijos nos cambian la vida!

“Gracias Andrea por permitirme este viaje al pasado y recordar que soy una bendecida de la vida”

 Anee

http://www.cafepintado.com/

Venta privada de bisutería fina

En Colombia, estamos acostumbrados a la joyería y bisutería de la más alta calidad, son piezas absolutamente hermosas, cuidadas al detalle.

Tenemos plata, oro, bronce con piedras preciosas, semi-preciosas, cristales y demás bellezas para acicalarnos y adornarnos cada día.

Los precios no son elevados y son más bien asequibles según los materiales, pero por ejemplo los de bronce y plata son altamente asequibles sin perder su belleza y calidad.

Lo que me pasó el otro día fue alucinante! Me invitaron con un mes de antelación a una muestra privada de bisutería. Y me imaginé yo “Bueno que bonito, como mínimo será algo así como lo que consigues en ZARA, MNG o H&M.

Nada más lejos de la realidad, sobre todo por la relación calidad/precio.

En fin, que llegabas a la casa (de esas tipo mansión) y te encuentras a todos tus vecinos y amigos de amigos. Era increíble ver dentro de la casa en espacio donde se supone va la mesa de comer; una exposición de joyería la que desde lejos pintaba preciosa y muy lujosa.

El cava y el champán iban y venían en la compañía de exquisitos canapés. Incluso te daban la posibilidad de pagar con tarjeta de crédito y/o débito. Una auténtica locura!

Muy bonito sí, pero piensas… “Y vienen aquí todas éstas personas de capacidad económica media-alta y alta, toman de su tiempo libre (porque fue un sábado a partir de las 7pm) unas 3 horas como mínimo para venir aquí a ver y pagar semejantes baratijas?

Pues sí, en cuanto te acercabas más y más a ver en detalle las piezas, te dabas cuenta de las baratijas que eran. Pero cómo es posible que la gente pague 50€ (como mínimo) por semejantes piezas?

No tenían ni de cerca la apariencia, detalles y calidad de nuestras piezas colombianas y la gente paga por eso!

Cuentas de plástico que se notaban a 3 km de distancia, atadas con hilos de nylon o similar. Nada era plata u oro, eran puros baños en plata y oro. El bronce de plano ni existía y cuando fui a ver unas perlas zazzz… Las he visto mejores en una juguetería.

Qué horror! Y Luego ves su catálogo y enloqueces porque se ven divinas…

Lo único que realmente me gustó fue un reloj con pulsera (se suponía que de piel, cosa que dudo) naranja, le pregunto a la mujer el precio, no recuerdo bien, pero creo que eran como 40€, me dije “No está mal”, le pido ese y me dice que si lo quiero naranja, tengo que comprar forzosamente el blanco y luego comprar aparte la pulserita naranja que costaba 24€. Casi me voy de espaldas! Me dije “Ésta mujer está flipando y en colores”

Lo mejor de todo, fue cuando la organizadora realizó una rifa entre los asistentes donde ofrecían 3 premios: Unos chocolates Ferrero Rocher para el 3er premio, un paraguas para el 2do y un bolígrafo se supone que de lujo para el 1er premio (yo gané el bolígrafo).

Y te ilusionas… Porque ves un estuche de lo más mono y cuando lo abres, patada en el estómago que te deja sin aire. Tenaz! Un bolígrafo en pasta blanca (son más finos los paper mate) con un detalle transparente lleno de brillantitos plásticos de lo más hortera (ordinario).

Cuando voy a preguntarle a la organizadora el costo de dicha pieza (porque ya quería terminar de alucinar), viene y me dice 20€… 20€!!! Eso paga la gente por esto??? El lunes siguiente vino la chica de la limpieza y le comento mis aventuras en el paraíso de las baratijas y cuando le enseño el bolígrafo me dice “20€??? Pero si en la tienda — lo consigues igualito a 1.50€”

Como lo veis? Si es que nos ven cara de idiotas, porque lo somos, pues yo veía como tiraban tarjeta de crédito las señoras con compras mínimas de 120€

Yo alucino!

Anee