Vino espumoso con lyches

Que delicia! Además de que visualmente es muy bonito y tiene un sabor muy especial. Es el vino espumoso con lyches.

Si quieres ofrecer una cena de noche vieja informal pero coqueta, y tus invitados no son unos sibaritas consumados; podrás darte el lujo de celebrar las campanadas con ésta delicia y por ahí derecho, cambiamos las uvas por lyches!

Es muy fácil, simplemente consigue un vino blanco espumoso brut, el cual no debe ser costoso; pues es una verdadera pena mezclar licores costosos (eso pienso yo).


Compras unas latas de lyches, de esos que vienen en almíbar en su jugo; pasa el jugo con unos cuantos lyches (5-8) y los pasas por el miniopymer y lo cuelas. Y bueno, le mezclas al vino espumoso el jugo de los lyches y listo!

Tan simple, bello y delicioso! Pues le da un color rosáceo al licor, espectacular y si encima en el fondo de la copa (flauta) pones unos 3 lyches, pues más bonito y exótico aún.

Y si además logras conseguir virutas de oro comestible, le dejas caer unas cuantas y super sofisticada la bebida.

Es para tomarla bien fría, así que pon el vino y las latas de lyches en la nevera y prepáralo justo antes de servir para no perder las burbujitas del vino.

También te queda rico y curioso usar cerveza en lugar de vino espumoso, yo no tenía una más suave, yo recomendaría la marca Sol o la marca Corona, que son muy suaves.

O si quieres hacerlo sin alcohol, qué tal mezclándola con alguna bebida gasificada como soda, Sprite, Seven Up, gaseosa (España), etc. Si es que el todo es experimentar, pero te aseguro que queda espectacular!

Pero ten cuidado, porque parece suave, se ve muy bonito y sabe delicioso; pero si te pasas se te suben las burbujas a la cabeza!

Anee

Dorado, rojo y plateado

Los colores por excelencia de éstas fechas, siempre de moda y tendencia para celebrar la navidad y el año nuevo. Los encontramos en zapatos, accesorios y ropa. Siempre y nunca pasan de moda, éstos colores acompañan las celebraciones decembrinas con su brillo y encanto. Proveen un toque de magia a quien los lleva y connota celebración, alegría, fiesta, lujo, etc…

Déjate tentar y compra un hermoso par de zapatos dorados para las fiestas, úsalos sin parar, quedan hermosos con todo lo que te pongas, son el negro de la navidad y el año nuevo.

No tienes que ir vestida de dorado para poder usarlos, quedan preciosos por ejemplo con rosa, rojo, marrón, verde esmeralda, etc… Al igual que el rojo, a veces usar todo junto del mismo color e ir tan monocromática queda muy pesado visualmente si el conjunto es muy llamativo.

Sí, ya sé que éstos colores tienen por característica principal ser llamativos, pero para contrastar podemos por ejemplo usar un hermoso vestido dorado con zapatos negros o rojos!

Pero algunas veces podemos ir monocromáticas si sabemos hacerlo, por ejemplo un vestido rojo no muy sobrecargado, más bien de líneas simples con unas bellas bailarinas rojas, queda precioso. Pero nada más! No te maquilles con los labios rojos, ni te pongas colgantes enormes, ni nada por el estilo. El resto del conjunto debe ser muy sobrio para que la monocromía no sea agresiva visualmente y sea agradable.

O por el contrario cuando ya vamos a una fiesta de noche buena y/o noche vieja, podemos darnos el lujo de pasarnos un poquito. De por sí, es lo que se espera que hagas.

Entonces ya puedes sacar a pasear tus hermosos tacos altos, tus mejores piedras y tu hermoso peinado con esas medias patys que tanto enloquecen.

Por otro lado, es bonito y cada vez se ven más estos colores para el uso cotidiano, ya no se reservan solo para las noches y celebraciones sofisticadas y brillantes.

Puedes usar unos jeans con unas bailarinas doradas y ni siquiera es necesario que coordines bolso y cinturón. Pues el dorado y el plateado entran a ser colores neutros.

Por el contrario con el rojo hay que tener un poco más de cuidado de cómo y con qué se mezcla, pero claro que también se ve hermoso de día y con outfits casuales. Incluso la coordinación se ve muy bonita mientras el resto del conjunto sea más neutro. Por ejemplo jeans y camisa blanca, beige e incluso azul turquí o marino; con zapatos rojos, cinturón y bolso rojos. Bonito sí, pero luego no te ataques con el labial y los accesorios.

Anee

ladybugvintage.blogspot.com, www.detiendasmadrid.com, www.lavidadeserendipity.com

Oktoberfest

Uno de los festivales de cerveza más grandes y populares del mundo! eso es el Oktoberfest , con un aproximado de 6 millones de visitantes anuales; y éste año tengo pensado ir, me gusta la idea de una fiesta tan tradicional como lo es el Oktoberfest o fiesta de octubre.

Es una celebración alemana, la cual se celebra en la ciudad Bávara de Múnich desde 1810.  La fiesta nació entonces con motivo del matrimonio entre el Príncipe Luis I de Baviera y Teresa de Sajonia y Hildburghausen, que culminó con una carrera de caballos.

Tiene una duración de 14 a 16 días, comenzando a partir de la quincena de septiembre. Sí, ya sé que se llama Oktober de Octubre, pero comienza en septiembre y termina en octubre. Así son éstos alemanes!

Bueno, que se celebra en el campo conocido como Theresienwiese o el Prado de Teresa, en las inmediaciones del centro de Múnich, cerca de la Estación Central (Hauptbahnhof).

No todas las cervezas valen para el Oktoberfest; solamente las cervezas que cumplen con el Reinheitsgebot, a un mínimo de 13.5 Stammwürze (aproximadamente 6% de alcohol) puede ser servida en la Oktoberfest. La cerveza debe ser además fabricada dentro de los límites de la ciudad de Munich. La cerveza que se ajusta a estos criterios puede llegar a ser designada “Cerveza Oktoberfest”.

Las cervezas que se sirven, suelen ser de las seis marcas tradicionales de Munich: Augustiner, Paulaner, Hofbräu, Spaten-Franziskaner, Hacker Pschorr y Lowenbrau.

La tradición sugiere ir vestidos con trajes típicos, lo cual será divertido. Según lo que siempre he visto y me han comentado, te lo pasas de miedo, pues son días llenos de alegría, cerveza y salchichas.

La celebración inicia con un desfile que es encabezado por el alcalde y representa la llegada de los Wirte (eran los propietarios de la cerveza, al lugar). Esto se considera como la apertura al evento, que a su vez es acompañado por una alegre banda de música; luego, a las 12 en punto de la noche, el alcalde destapa un barril de cerveza y lanza el grito O´zapft is (ya está abierto); se lanzan 12 salvas de cañón para comenzar a servir y disfrutar a pleno con mares y mares de cervezas.

Luego también tiene lugar un desfile de trajes típicos, que se celebra cada año desde 1950 y hace divertido y provee un aire tradicional al evento y se recorren 7 los kilómetros desde el castillo hasta el lugar de la celebración.

La cerveza por excelencia de El Oktoberfest se conoce como Märzen, porque se produce en marzo (März en alemán). Siempre servida por las pintorescas meseras Bávaras con sus encantadores trajes típicos (dirndl ), ésta mujeres pueden llevan litros y litros de jarras en sus manos, cosa que no me explico, debe ser pesadísimo!

“La cerveza más conocida de Augustiner es la Augustiner Helles (5,2%), rubia y ligera, y la Edelstoff (5,6%), un poco más fuerte y dulce. Otra destacada de esta marca es la Augustiner Weissbier, tradicional de El Oktoberfest. Esta última y la Edelstoff  son las únicas cervezas que se sirven desde los barriles de madera tradicionales”.

blog.edreams.es

El evento, fue cancelado en determinados años, no más de unas 20 veces debido a las guerras en Europa y algunas temporadas de crisis; pero no murió.

Así que ya sabes… Si piensas visitar Alemania, procura que sea entre los meses de septiembre y octubre para que puedas vivir una de las tradiciones teutónicas por excelencia.

Bienvenidos al Oktoberfest…O ‘zapft is!

Anee