Arrogancia Europea

Si algo aprendes rápidamente en cuanto pisas suelo europeo, es que aunque la gente sea simpática y amigable son inmensamente arrogantes y lo peor es que dicha arrogancia se sustenta en la más inconmensurable ignorancia.

Cuando por alguna razón debes dejar tu país para vivir en Europa (no sé cómo sea en el resto del planeta), da igual en que circulo socio-cultural te desenvuelvas, pues los comentarios de tinte racista y despectivo están al orden del día. Sea como sea, los europeos buscan siempre una manera de rebajar a los extranjeros con sus comentarios, los cuales llenos de la más absoluta ignorancia cobijan su arrogancia y lo más penoso es que se enorgullecen de su ignorancia y su arrogancia y lo hacen porque claro, si estás en una fiesta rodeada de europeos, pues estás rodeada de ignorantes que celebran cualquier tipo de comentario discriminatorio que se promulgue hacía ti y lo que más me hace alucinar es que cuando les respondes (educadamente) se ofenden! Jajaja

En fin, que para aclararos un asuntillo, yo soy colombiana y estoy harta de comentarios ignorantes acerca de mi país, los cuales provienen de gente que muy seguramente nunca ha ido o si ha ido, da igual porque hacen comentarios vejatorios peores apoyándose en que ellos estuvieron en mi país.

Comencemos por uno que escuche hace un tiempo, sobre que en Colombia con regalarle unas bragas de mercadillo a las mujeres, éstas abren las piernas… Vamos a ver, pongamos las cosas en orden, si las mujeres de Colombia vamos a usar bragas, muy seguramente serán “made in Colombia” porque las de fabricación europea son malísimas. Segundo, las mujeres allá no abren las piernas por unas bragas, a menos que éstas personas se hayan ido a aprovechar de mujeres de sectores vulnerables de la población, pero repito; aun así, éstas mujeres no abren las piernas por unas bragas.

Por otro lado vamos con el mito de la cocaína en mi país… QUE NO, NOSOTROS EN COLOMBIA NO SOMOS LOS DROGATAS, NI TODO EL PAÍS SE MUEVE ENTORNO A LA DROGA. Aclaro pues que son unos pocos los productores de la cocaína que se consume principalmente en (Léase bien) Europa y Estados Unidos, sí, sí, los drogatas son los Europeos y los Estadounidenses, así que si vienes con chistes de drogatas, te convendría situarlos mejor en Europa y Estados Unidos, pues tiene más sentido.

Es así como los europeos insultan a los extranjeros, sobre todo a los colombianos con el tema de las drogas del cual se ríen y el cual nos ofende profundamente dado que hay gente, mucha gente que muere en mi país por los drogatas europeos y estadounidenses, no nos hace gracia que se nos califique o reconozca por una realidad de un pequeño segmento de mi país y la que viene desencadenada por los consumidores de los países del norte.

Vienen incluso y nos ofenden en nuestras propias casas con sus comentarios cargados de burla e ignorancia, faltan al respeto a todo un país y desmeritan los logros conseguidos por la gente de bien (no drogatas) colombianos, justificándolos en que seguramente lo consiguió por las drogas.

Que si la mafia Colombiana, que si la mafia mexicana, etc, etc, etc… Vamos que les recuerdo que aquí en Europa están las mafias más grandes y peligrosas del mundo. Porque vamos a ver que en todos los países europeos hay mafias. Sí, sí, leyeron bien, en sus países europeos hay muchasss mafias, pues quien tenga dos dedos de frente deducirá que debe haber un grupo organizado a cargo de traer y distribuir drogas y mujeres (y niños, porque en Europa les gustan mucho los niños) para la prostitución/esclavización.

Que sepáis muy bien que Colombia son flores, café, azúcar, esmeraldas y sobre todo somos gente educada, pero que si vienes a mi casa a insultar a mi país, no esperes irte de rositas, pues estás insultando a una persona con cierto nivel cultural que te bajará los pantalones devolviéndote todos tus comentarios racistas/vejatorios/ignorantes y te hará recordar  la maravillosa Europa de la que eres y en la que vives y de la cual padeces amnesia temporal selectiva. A éstos europeos se les olvida que su territorio no ha sido, ni es precisamente el Jardín del Edén.

Anee

Día Octavo – El viaje hacía Belén

Por aquellos días, el emperador que se llamaba César Augusto, dio la orden de hacer un censo, en los lugares donde él mandaba. Era obligatorio ir a dar los datos personales, al pueblo donde uno había nacido. (Leer más)