MI COCINA: Flores de calabaza

La gente se asombra cuando comento que voy a hacer o he hecho comida con flores de calabaza. Me miran con cara de desquiciada o algo así! Pero cuando tienen el placer y la oportunidad de probarlas, se quedan helados; y es que son deliciosas y existen muchas variantes que fácilmente puedes encontrarlas si buscas por ejemplo en internet “recetas con flores de calabaza (o calabacín)”.

Me gusta en particular una que me da para todo lo que de momento he querido. No he investigado más ni he probado otra variante, pues de momento ésta me va bien; pues es rápida y muy fácil, además de que puedes modificarla según te convenga.

Bueno que básicamente son como empanadillas de flores de calabaza en tempura. Eso qué es? Fácil, son flores rellenas las cuales se bañan bien en una mezcla de tempura y zaz a la freidora (sartén, olla o lo que se disponga para tal menester).

Yo hago el relleno con lo que tengo, se me ocurre y/o se me antoja. El otro día agarré carne picada (molida) y la sofreí con ajos, cebollas, pimientos (pimentones), un poco de sal, pimienta y tomates (con su toque de azúcar para matarles el ácido).

Cuando estuvo el sofrito listo, lo que hice fue dejarlo enfriar para poder manipularlo. Luego le puse mozzarella rayada, mezclé bien e hice bolitas que iba introduciendo en las flores con mucho cuidado.

Pero eso sí, las flores las debes lavar bien (con suavidad y solo con agua) y quitarles lo que sería el pistilo que tienen dentro. Y solo se suelen usar las flores macho; es decir las que no van a dar calabazas.

Luego de tener la flor rellena, pues solo queda darle como una vuelta a los pétalos para cerrarla y mojarla bien en la mezcla de tempura. La cual es solo agua, harina de trigo y sal. Algunas personas cambian el agua por soda (agua con gas) o por cerveza.

La mezcla de tempura para unas 18 flores sería la siguiente: 100gr de harina, 150ml de agua y una pizca de sal. En caso de que luego de terminar con el rebozado de todas las flores aún nos quedara mezcla, la podemos freír y conseguir así torrejas que podemos usar para hacer una sopa.

Cuando la tengas bien bañada, déjalas escurrir un poco y ponla a freír en aceite bien caliente (pero no en humeo, que ya es quemado).

Listo, ahí tienes tus empanaditas de flores de calabaza! El relleno lo puedes cambiar todo lo que quieras, con lo que tengas y/o te antojes. También quedan ricas así no más en tempura, sin ningún tipo de relleno como guarnición.

Son un auténtico vicio!

Anee