La belleza después de los 50

Muchas mujeres y hombres, al paso de los años van cambiado su estilo de vestir, peinar, maquillar y hasta de caminar.

Las personas reales, con belleza real; con el paso de los años solemos ganar experiencia, madurez y sobre todo seguridad en nosotr@s mism@s como mujeres, femeninas y deseables o como hombres, atractivos y varoniles. Y sí, deseables a pesar de las arrugas, de los michelines (gorditos), de las canas.

Todo depende del aspecto que queramos dar y darnos, como queramos sentirnos y percibir nuestro entorno.

Y es que llegar a la maravillosa edad de los 50 y superarla con gracia no es nada fácil y podemos estar divin@s después de los 50, de los 60 y más (mirad a Sean Conery y a Susan Sarandon).

Pero conozco y he visto a muchas y a muchos (porque no es tema solo de mujeres), que después de los 50 simplemente adoptan la actitud MIC (me importa un culo) y el look ALMS (a lo maldita sea).

Qué quiere decir esto? Pues que literalmente se llevan al abandono y caen sobre ell@s todos los años que tienen y los que no tienen también.

Se piensan que como ya tienen 50 son viej@s y no merecen. Que la belleza, vanidad y el ser deseables es solo para la juventud y no para la madurez.

Que lejos están y que equivocados!… Tampoco vamos a llegar al extremo de pensar y esperar tener la apariencia de un@ de 20 años. Pero si que podemos tener una apariencia prolija y cuidada.

Yo me canso de ver a mujeres y hombres madur@s con batolas, delantales, ropa vieja, jerseys (sacos) negros, grises, etc. Sin forma ni medianamente bonitos o estéticos. Básicamente se lo han puesto para cubrirse y punto.

Vamos que se levantan en las mañanas y básicamente después de ducharse (cada día), pues van abren el armario y con los ojos cerrados agarran lo que pueden y listo! Y encima de el outfit ALMS, pues seguimos con la actitud MIP y muchas veces completan el estilo con una de sus bellas batolas, delantales, etc… Y sin contar, que muchas veces hasta l@s puedes ver vestidos con lo mismo durante días (seguidos).

Ya las uñas, el pelo, el perfume, el maquillaje y todos los etcéteras; desaparecen y quedan relegados como mucho a ocasiones especiales (pero MUY especiales). Triste pero así son la mayoría de las personas cuando llegan a la madurez. Cosa que cuando han llegado a los 60 años, ya no queda ni rastro de quiénes eran cuando llegaron a los 50.

Pero no tiene que ser así, ni mucho menos. Pueden seguir siendo atractivos y deseables, según su edad claro está. Pues no hay nada más ridículo que ver a un@ de 50 intentando desesperadamente (con cirugías y/o ropa) tratando de lucir como si tuviera 20 años.

Cada etapa de la vida tiene su belleza especial, su singular interés y atractivo. También pasa que a veces vas por la calle y ves a uno o a una, con ya cierta edad (más de 60) y te dices “Madre de Dios, esta persona tuvo que ser espectacular en sus años mozos, porque ahora se ve guapísim@” (incluso con esa edad, sí).

Y si el problema es que no sabes cómo hacer, pues fácil; vete a ver televisión y/o cómprate unas revistas y mejor aún sal y siéntate en una terraza a tomar un café  y observa al personal que te rodea y al final encontrarás un referente, ese alguien que dirás “Así quiero verme!”

Vete de tiendas, mira los escaparates y en cada maniquí que veas imagina que eres tu luciendo ése outfit. Te quedaría lindo?(aunque fuera algo que usualmente no llevarías o demasiado osado), si piensas que sí; entra y pruébatelo, mírate al espejo sin vergüenza, pues ya eres una persona madura, con experiencia, segur@ de si mism@ y que no necesita la aprobación de nadie más que tu.

Puedes verte y sentirte atractiv@, no permitas que un número en tu calendario te diga lo contrario.

Anee