Plopsaland

En Hasselt – Bélgica, te encuentras con un maravilloso parque indoor (de interior), se llama Plopsaland. Es un parque temático basado en los programas infantiles Plop, Bumba y Piet Piraat.

Un enorme recinto cerrado que también tiene una zona al aire libre para cuando el clima calienta y mejora para poder disfrutar de los juegos al aire libre.

Al entrar te encuentras con uno de sus personajes, los cuales saludan a los niños y con los que se hacen fotografías.

La entrada no es muy costosa, si tienes en cuenta de que abarca casi todo lo que encuentras en su interior. Solo alguno que otro juego o cosilla sin mayor importancia exige un pago extra de 1€.

Tiene un montón de juegos increíble y super divertidos, hay espacios desde para lo más pequeñitos hasta para los adultos. Puedes jugar incluso participar con ellas en la mayoría de las atracciones.

Un enorme carrusel de dos plantas es el eje central del parque, es precioso. A su lado encuentras unos columpios voladores que son una auténtica pasada.

Una pequeña montaña rusa te sube por más o menos un minuto y medio la adrenalina y puedes hacer un poco de spinning en sus bicicletas voladoras.

Un enorme tobogán se encuentra justo flanqueando la pared del fondo del recinto y a su lado un bellísimo árbol de juegos, con laberintos, piscina de pelotas, etc…

Hay unas ranitas y unos patitos, barcos, cañones, pista de baile y hasta una tómbola. Puedes atravesar su pequeño lago en una balsita y disfrutar de un divertido y entretenido espectáculo en su pequeño teatro.

En la zona exterior encuentras una montaña para escalar, las bicicletas que te mencioné anteriormente, un pequeño simulacro de ciudad con sus calles, semáforos y estaciones de repostaje para que los niños en compañía de sus padres conduzcan sus coches (autos).

Y en toda la esquina exterior el carrusel de bomberos, donde bien el niño puede solo sentarse a conducir el camión o subirse a su parte trasera e intentar apagar el fuego apuntando con su manguera de la cual sale agua a presión y lo mejor es que puedes jugar con ellos y ayudarles.

Para terminar puedes descansar en sus zonas de pic-nic (puedes llevar tu propia comida) o bien puedes comer en su restaurante por precios que oscilan entre los 5€ – 15€.

También hay una pequeña cafetería con hamburguesas, papas a la francesa, gofres (waffles), donde con 5€ puedes salir del paso.

Al final antes de salir, te puedes pasar por su tienda de recuerdos y llevar juegos, ropa, sombreros y disfraces.

Y si te quedó gustando mucho y tienes posibilidades de ir en varias ocasiones, tal vez te salga mejor comprar la tarjeta anual y así asistir siempre que quieras y que el parque abra sus puertas.

Anee

Consulado de Colombia en Bélgica

En la avenida Luisa, una de las principales calles de la ciudad de Bruselas en Bélgica, encontrarás La Torre Azul, un enorme edificio de oficinas, muy mono por cierto.

Allí se encuentra el Consulado General de Colombia (no es la embajada), que tiene como vecinos de calle a Balenciaga, Louis Vuitton, Dolce & Gabanna y a otros ilustrísimos personajes… Bueno sus tiendas!

Antes de ir al Consulado por cualquier motivo (a menos que sea una emergencia), debes solicitar una cita llamando a sus teléfonos (datos que pondré al final), ésta cita te la darán casi con toda seguridad a menos que ocurra un evento extraordinario, en menos de una semana.

Justo al interior de la entrada se yergue la bandera de Colombia, preciosa! Te entra un sentimiento, no sé si solo me pasa a mí; pero me da mucho orgullo verla, me parece tan bonita…

Bueno que ves el gran vestíbulo y al fondo, la chica información detrás de una enorme recepción te indica que debes ir a la tercera planta por el pasillo de la derecha y bla, bla, bla…

Llegas a la 3ra planta y caminas por unos pasillos más bien solitarios, cuando al fondo ves una puerta de cristal con el escudo de Colombia que dice “Consulado General de Colombia”.

Cuando entras te sientes muy cómodo, y es muy bonito y limpio. Tiene un salón grande para que la gente espere; en su esquina una barra de café (obviamente colombiano).

Encuentras un estante con información de toda clase y en la mesa del salón libros acerca de Colombia en francés y español; lástima, les falto el holandés y el alemán, las cuales son lenguas oficiales de Bélgica y sobre todo el Holandés es la lengua del 60% de la población, eso es un fallo y grande.

En fin, que cuando has pedido la cita por teléfono te ha atendido una chica lo más de simpática y te ha dado toda la información necesaria para el trámite que se va a realizar, así como su precio y los documentos que debe aportar.

En cuando entras te reciben, te hacen pasar al salón; preguntan tu nombre y trámite y esperas… Al cabo de un ratito (no mucho la verdad, más o menos unos 10 minutos), viene la chica resuelve el trámite contigo y mientras esperas un poco más a que el cónsul en funciones firme el documento y listo!

Todo super rápido y organizado. Mi esposo que es belga alucinaba, pues como aquí en Europa tienen el pensamiento de que los colombianos vivimos en la jungla y poco más… Pues se quedó de piedra con ver que mi consulado en Bélgica (que es un país mucho más costoso) es mucho más bonito, mejor y organizado que el suyo en Bogotá – Colombia.

Además de que a él no lo dejaron entrar a su Embajada/Consulado en Colombia, la gente que lo atendía por teléfono era sumamente grosera y solo hablaban inglés, francés y español; vamos que parece que los flamencos y alemanes no existen, ni hacen parte de Bélgica.

Me decía que sentía vergüenza de su consulado en Colombia, donde para una cita debes esperar 2 meses y ni siquiera él puede entrar; te ponen a esperar de pie o sentado en el suelo o mejor aún en el muro de las escaleras externas de entrada al edificio. Y ya de plano te olvidas del vasito de agua o de acceder a un baño.

En cambio aquí en mi consulado fueron muy atentos con él, con nuestro hijo y el trámite fue muy rápido, cómodo y respetuoso.

Anee

Siempre llevar la Cédula de Ciudadanía, Tarjeta de Identidad y/o Registro Civil (Menores de edad).

Dirección: Avenida Louise 326, Edificio Blue Tower. Teléfonos: +32 (0) 264 808 39 / +32 (0) 264 924 04. Horario de Atención: L – V (9am a 1pm). Código Postal: 1050, Bruselas – Bélgica. Página WEB: http://bruselas.consulado.gov.co/

Pietersheim

El dominio de Piertersheim situado en la ciudad de Lanaken-Bélgica, se encuentra el castillo Pistersheim y la granja.

Dos espacios completamente diferentes, pero igualmente interesantes y divertidos para pasar el rato en grupos, solos o en familia.

Puedes llegar por el lado de la granja y aparcar, es gratis y si llegas temprano puedes hacerlo justo en frente de la entrada principal.

Incluso entre semana la granja es bastante visitada, no tanto el castillo, el cual tiene su acogida de visitantes sobre todo los fines de semana.

En cuanto entras a la granja lo primero que ves es un enorme corral con su lago y muchos cervatillos caminando, jugando, retozando y corriendo.

Cabe acotar, que los animalitos de la granja son super amistosos; en cuanto te ven entrar y acercarte ellos corren hacía tía para dejarse acariciar de grandes y pequeños.

Luego de los cervatillos encuentras a unas cabritas enanas de lo más monas, todas regordetas las ves jugando en su corral. Que por cierto, todos los corrales son muy espaciosos.

El establecimiento, cuenta con zona de pic-nic, baños públicos y un restaurante con una hermosa terraza que mira hacia el parque infantil y el lago.

Hablando del lago, un lago hermoso con un bellísimo sauce llorón, abarrotado de patitos nadando y corriendo. Es una auténtica monada.

Caminando, caminando, llegas al gallinero, donde veras conejos y aves como pavos y gallinas, todo tiene su explicación con carteles para cuando van los grupos escolares.

Puedes ver a los trabajadores constantemente limpiando y alimentando a los animalitos. Vacas, burros, caballos y hasta un apiario (colmenar) del cual recolectan la miel y la venden.

En el parque infantil los niños enloquecen con infinidad de actividades y juegos para todos los niños, hay juegos hasta para los pequeñines, más pequeñines y tienen hasta un pequeño canopy.

Os había dicho que es gratis? Pues sí, la entrada no cuesta nada y como mucho pagarás por tu miel si quieres comprarla y por lo que consumas en el restaurante. Los demás servicios son completamente gratuitos.

Saliendo por la puerta de atrás de la granja encuentras un camino precioso rodeado por árboles y mucha vegetación, una pequeña estación para pic-nic y juegos; y si caminas un poco más (son como 10minutos andando desde la puerta de la granja), llegas al castillo Pietersheim.

Se levanta imponente la mansión que se encuentra al costado de las ruinas del castillo que alguna vez se alzo imponente sobre todo el dominio. La mansión te reciben con un bello jardín y puedes ver el castillo y su entrada a tu lado izquierdo. Entras a él y si quieres hacer el pequeño recorrido, solo pagar 2,5€/persona y entras, pudiendo apreciar lo que quedo de él. No hay mucho que ver lastimosamente, pero lo que hay es hermoso y te ofrece una idea de cómo era.

Tienen un auditorio donde puedes sentarte a ver un vídeo en el cual recrean el castillo como en su momento debió ser y te cuentan su historia (en inglés). Puedes ver restos que han encontrado mientras excavan, como copas, jarras, cotas de malla y objetos religiosos.

La verdad aunque es pequeño, pues lo que queda no es mucho; es muy bonito. Además está todo rodeado por su foso, te sientes como si pudieras palpar los intensos hechos históricos que acaecieron dentro de esos muros y todo lo que aquellas piedras pudieron ver.

Al salir del castillo, vuelves a ver la mansión, que ahora es un hotel; el cual tiene un restaurante con terraza donde puedes comer tranquilamente mientras observas su jardín y el castillo.

Generalmente los jardines del castillo, que ahora hacen parte de la mansión son usados para diferentes eventos en su gran mayoría de asistencia gratuita, desde una proyección de cine al aire libre, hasta una muestra de caballos árabes pura sangre.

Visita Piertesheim, te aseguro que tendrás un día maravilloso!

Anee