Una mujer amamantando!

El horror que produce en muchas culturas el hecho de ver a una mujer amamantando es algo  nuevo y generalmente viene ligado a una ignorancia extrema sobre el tema y un machismo/misógino (la ignorancia es atrevida) muy arraigado en la sociedad en la que se vive, donde las mujeres son vistas desde el punto de vista del servicio sexual para el género masculino y en la que los hombres se sienten con autoridad sobre las mujeres (aunque sean desconocidas).

Donde las mujeres somos blanco de críticas, insultos, abusos, etc. Una sociedad donde una mujer no puede caminar tranquila y libre sin tener que verse expuesta a un cumulo de abusos en el espacio público (el cual aparentemente es reservado para el sexo masculino), que piensa que una mujer dando el pecho a su bebé es asquerosa y en un lugar de verla como una madre amorosa en cercanía con su hijo, se la  mira con lujuria y reprobación; pero donde una mujer que vaya exhibiéndose (incluyo anuncios publicitarios de ropa interior y etc a donde se muestra a la mujer/objeto sexualizada) es de lo más normal, porque claro! Es deleite para el ojo masculino y ejemplo a seguir del género femenino.

Triste pero cierto, se llega a pedir a las madres que se tapen cuando dan de mamar a sus bebés o que se vayan a un baño público, donde nadie va a comer pero se espera que un bebé lo haga. Se espera que sienta vergüenza del acto natural e inocente de dar de comer a su bebé el mejor alimento que existe el cual es la leche materna HUMANA! Porque es bien sabido que la ignorancia sobre el tema (a toda escala), desde los “profesionales de la salud” desactualizados, hasta los consejos de la suegra; llevan a pensar e incluso a afirmar, que las leches de formula (léase, leche de vaca adaptada), son mucho mejores para nuestros bebés, cosa que si se investiga un poco (no hay que ir muy lejos, la OMS y la UNICEF lo explica), no le llega a los pies a la leche materna HUMANA!

Es un derecho inalienable de toda mujer poder dar el pecho (y créeme que no se pela la teta para tus ojos) a su hijo cuando él lo requiera, que suele ser cuando tiene HAMBRE. Y no sé tú, pero a mí las necesidades de mi hijo me importan más que tu reverenda ignorancia sobre el tema, falta de respeto hacía las  mujeres, sus hijos y tu mente enferma; y a ti mujer que sufre de inseguridad, celos y tu mente enferma y machista no te deja ver más allá, te aclaro que no nos pelamos la teta para seducir a tu hombre (marido, suegro, padre, hermano, hijo…), ni para complacer sus más bajos instintos; te recuerdo que mis acciones no giran entorno a la lívido de tu hombre. Yo no pondré a mi hijo a aguantar hambre hasta encontrar un asqueroso baño público o hacerlo pasar calor o no dejarlo ver mi rostro, tapándolo con una manta; porque tu mente enferma sexualiza mis pechos y el acto de amamantar a mi bebé te da morbillo.

Yo no me PELO LA TETA para tu goce y disfrute, mucho menos porque me importe lo que opines sobre mis pechos, que por cierto me la suda! Lo hago por amor a mi hijo y porque para mi hijo mis tetas son preciosas, perfectas y le alimentan. NO TE GUSTA? NO MIRES? Y RESÉRVATE TUS OPINIONES LLENAS DE LA MÁS ABSOLUTA IGNORANCIA.

Así que lo que me parece ASQUEROSO, no es una madre amamantando en público. Lo que me parece ASQUEROSO es la mentalidad de una sociedad misógina y enferma que se ha apropiado de los pechos de las mujeres y poco a poco han privado a los cachorros humanos del mejor alimento que puedan tener. Los pechos de las mujeres fueron creados para alimentar a sus cachorros, no para el deleite sexual masculino.

Una persona  que ve como un acto sexual y asqueroso el ver a una madre amamantando, eso me parece espantoso, tanto como el ver a una madre dando el biberón (tetero) a su bebé, solo porque la ignorancia en la que vive envuelta la ha llevado a dejar sus instintos de lado para cumplir con lo que los demás (sociedad/cultura ignorante machista/misógina) esperan de ella.

A una mujer amamantando no se le mira con desdén, no se le mira sexualmente, no se le analizan sus pechos y mucho menos se repudia… A una mujer amamantando se le mira con admiración, con amor, con ternura, aprobación y se la protege de gente como tú.

Anee


Feliz Año Nuevo 2014

Éste año termina dejándome muchas alegrías, cambios en mi vida y familia. Nuevos proyectos que salieron a flote y poco a poco y a base de esfuerzo y trabajo han dado sus frutos.

Ya son casi 9 meses desde que un día decidí volver a escribir bajo el consejo y petición de una amiga a la que le tengo mucho cariño y a la que considero parte de mi familia.

Hace ya mucho tiempo había dejado de escribir y compartir mis pensamientos y conocimientos. La vida diaria, los problemas, el tiempo…

Ha sido interesante poder recordar esos primeros años del 2002 cuando abrí mi primer blog en esas páginas del Messenger y poder ver cómo he madurado y mi estilo se ha pulido.

Supongo que la vida, los estudios y esa nueva fuerza con la que he sido bendecida, se ven reflejadas en cada una de mis frases que brotan mágicamente como si alguien, alguna musa me las recitara.

Es increíble hace un año no se me había pasado por la cabeza el hecho de embarcarme de nuevo en éste mundo. Pero he recibido apoyo de mi familia que día a día se enorgullece más y más de mi trabajo y sus resultados.

Gracias a sus ideas, críticas constructivas y conocimientos; que me han ayudado a dirigir mi blog . Y un día sin pensarlo me topé con la posibilidad de hacer mi sueño de niña realidad y poder editar mi propia revista.

Aún recuerdo cuando con plumones y papel dibujaba y pintaba portadas y con la vieja máquina de escribir daba mis primeros pinitos. Luego recortaba y grapaba y volià mi revista!

Pero ahora es diferente, son horas y horas entre Word, Excel, Internet y programas de diseño por aquí y por allá. Consejos, investigaciones y pruebas, ya la cosa es bastante distinta, mucho más profesional y también mucho más trabajo.

Pero me encanta! Soy feliz, me siento plena y doy gracias porque éste año ha sido para mí y mi familia, mágico!

Anee