Plopsaland

En Hasselt – Bélgica, te encuentras con un maravilloso parque indoor (de interior), se llama Plopsaland. Es un parque temático basado en los programas infantiles Plop, Bumba y Piet Piraat.

Un enorme recinto cerrado que también tiene una zona al aire libre para cuando el clima calienta y mejora para poder disfrutar de los juegos al aire libre.

Al entrar te encuentras con uno de sus personajes, los cuales saludan a los niños y con los que se hacen fotografías.

La entrada no es muy costosa, si tienes en cuenta de que abarca casi todo lo que encuentras en su interior. Solo alguno que otro juego o cosilla sin mayor importancia exige un pago extra de 1€.

Tiene un montón de juegos increíble y super divertidos, hay espacios desde para lo más pequeñitos hasta para los adultos. Puedes jugar incluso participar con ellas en la mayoría de las atracciones.

Un enorme carrusel de dos plantas es el eje central del parque, es precioso. A su lado encuentras unos columpios voladores que son una auténtica pasada.

Una pequeña montaña rusa te sube por más o menos un minuto y medio la adrenalina y puedes hacer un poco de spinning en sus bicicletas voladoras.

Un enorme tobogán se encuentra justo flanqueando la pared del fondo del recinto y a su lado un bellísimo árbol de juegos, con laberintos, piscina de pelotas, etc…

Hay unas ranitas y unos patitos, barcos, cañones, pista de baile y hasta una tómbola. Puedes atravesar su pequeño lago en una balsita y disfrutar de un divertido y entretenido espectáculo en su pequeño teatro.

En la zona exterior encuentras una montaña para escalar, las bicicletas que te mencioné anteriormente, un pequeño simulacro de ciudad con sus calles, semáforos y estaciones de repostaje para que los niños en compañía de sus padres conduzcan sus coches (autos).

Y en toda la esquina exterior el carrusel de bomberos, donde bien el niño puede solo sentarse a conducir el camión o subirse a su parte trasera e intentar apagar el fuego apuntando con su manguera de la cual sale agua a presión y lo mejor es que puedes jugar con ellos y ayudarles.

Para terminar puedes descansar en sus zonas de pic-nic (puedes llevar tu propia comida) o bien puedes comer en su restaurante por precios que oscilan entre los 5€ – 15€.

También hay una pequeña cafetería con hamburguesas, papas a la francesa, gofres (waffles), donde con 5€ puedes salir del paso.

Al final antes de salir, te puedes pasar por su tienda de recuerdos y llevar juegos, ropa, sombreros y disfraces.

Y si te quedó gustando mucho y tienes posibilidades de ir en varias ocasiones, tal vez te salga mejor comprar la tarjeta anual y así asistir siempre que quieras y que el parque abra sus puertas.

Anee

Leave a Reply