Glögg para entrar en calor

Es un vino tinto aromático dulce, que se prepara y sirve caliente.  Aunque al parecer su origen es Suecia, poco a poco ha ido calando en todos los países nórdicos por ser una bebida deliciosa, aromática y sobre todo porque es ideal para entrar en calor.

Casi exclusiva de la temporada navideña, ésta bebida suele servirse con unas uvas pasas y almendras. A mí me gusta ponerle una astilla de canela, que además de decorar sirve para moverlo y aromatizar aún más.

Todo va en gustos y en lo que tengamos a mano, yo por ejemplo suelo usar un recipiente de fondue, pues funciona casi similar al que se usa originalmente en Suecia, el cual se llama Glögg-flask y pues yo no tengo.

También aconsejo usar un termómetro de cocina para poder llevar la temperatura y que el alcohol del vino no se evapore con un extremo calor.

Consigue unas tacitas bien lindas de cristal (vidrio) con asa, como las de café, pero transparentes pues se tiene una apariencia bastante bonita y con la astilla de canela dentro se ven preciosos.

Es como una especie de ponche navideño, con el cual puedes pasar el rato la noche buena mientras se hace la hora de cenar y además queda muy bien con los típicos canapés navideños.

INGREDIENTES:

  • 1 (750ml) Botella de vino tinto
  • 15 – 20 Clavos de olor
  • 6 rodajas de raíz de jengibre
  • 3 – 4 Canela en astilla
  • Piel de naranja (yo usé la piel de media naranja)
  • 20 – 25 Semillas de cardamomo
  • 10 – 12 Anís estrellado
  • 4 cucharadas Miel y/o Azúcar

PREPARACIÓN:

Unes todos los ingredientes y los dejas de un día para el otro en la nevera tapados con un paño, si no tienes tiempo para eso, pues los pones así y ya está o los dejas macerar el tiempo que puedas.

La cantidad de ingredientes va al gusto, puedes poner más clavos, piel de naranjas, clavos de olor, o menos, todo según te apetezca. Pero ten en cuenta que es una bebida dulcecita, por lo cual para una botella más o menos unas 4 cucharadas de azúcar o miel.

Si no puedes encontrar las especias en el supermercado, prueba ir a una tienda de productos naturales, hierbas, herboristería, etc. De todas formas si no encuentras algún ingrediente, no importa. Por ejemplo puedes agregar pistachos, nueces, en lugar de naranja; puedes usar limón.

Ésta es la receta básica tradicional, pero cada cual le da su toque personal y con lo que encuentre a mano. Incluso hay quien le pone además un chorrito de vodka o mezcla glogg que ya venden hecho en botellas con vino y solo le pone un poco de vodka, almendras y pasas.  He visto prepararlo con romero, menta, nuez moscada, etc…A mí me gusta usar la miel de romero, pero puedes usar la que quieras o la normalita que es la mil flores o usar solamente azúcar (morena es mejor).

Por otro lado, la piel naranja que se usa puede ser fresca o seca, ésta se puede secar fácilmente; el todo es pelar la naranja y con mucho cuidado y la ayuda de un cuchillo quitarle de la parte interna esa membrana blanca amarga que tiene. Cuando nos queda bien peladita, la ponemos en cualquier lugar donde circule el aire o encima del radiador sobre un platito. Va en gustos y lo que tengas a la mano, no te compliques!

Yo lo preparo en la fondue (de las tradicionales, no me gustan las eléctricas pero supongo que para el caso da lo mismo), pero también lo hacen directamente en una olla sobre el fogón, lo dejas hervir suavemente a fuego bajo por lo menos unos 15 minutos e intenta que no pase de los 60 ºC.

Cuando está listo, se cuela (si se quiere) y se sirve. Yo prefiero ponerle todo dentro de los vasos menos las semillas pequeñas como el cardamomo y los clavos de olor, los que pongo en la bolsita que puede ser de tul o lino.

Debes esperar a que la miel y/o el azúcar se disuelvan y ya está. Yo le dejo todas las especias dentro y lo que hago es que pongo un cucharon para servir en las tacitas.

Se suelen poner almendras y uvas pasas junto con el vino a la hora de calentarlo, otras personas simplemente lo que hacen es que las ponen en cuencos al lado del quemador con las tacitas para ponerse las pasas, las almendras y las cubren con el vino caliente. Y de último, adorno con la astilla de canela.

También puedes hacer la versión sin alcohol cambiando el vino por jugo de manzana, arádanos, moras, uvas, etc…

 Anee

Arroz con leche

Me encanta! Para mí la navidad huele y sabe a arroz con leche y es que desde los primeros días de diciembre mi casa ya olía a este manjar.

Mi madre comenzaba su maratón de manjares navideños con su especial arroz con leche y su natilla; pero mi debilidad fue siempre su postre navideño de arroz.

Yo con los años le he puesto mi toque personal siempre intentando preservar la esencia del de mi madre.

Lo interesante de éste postre es que puede ser tanto postre para el verano como postre para los días más fríos en invierno.

Yo suelo usar el arroz de grano redondo, tipo arbóreo el que se usa para las paellas y los risottos; pero el arroz largo funciona igual, solo que toma más tiempo y lo mejor es dejarlo en remojo unas 3 horas antes de cocinarlo.

Pongo la canela en polvo, para no liarme con atados, bolsitas o ya directamente teniendo que pescar  astillas de canela.

INGREDIENTES:

8 tazas de agua

1 taza de arroz

400gr lata de leche condensada

200gr de crema de leche

Canela (al gusto)

Opcionales:

Uvas pasas

Compota de nectarinas o melocotones (duraznos) con trozos grandes de fruta.

PREPARACIÓN:

Se pone el arroz en una olla grande con las 8 tazas de agua y la canela, se deja cocer en fuego alto hasta que vez que empieza a hervir fuertemente. Ahí lo pones en fuego bajo y lo dejas hasta que tenga una consistencia cremosa. Debes estar moviéndolo de tanto en tanto, con una cuchara de madera, pues esto ayuda a que se desprenda el almidón del arroz y lo pone cremoso (más o menos 1 hora), además de que evitas que se ahúme o se queme.

Puedes ponerle las pasas justo cuando está en su punto cremoso, luego pones la leche condensada  y mueves bien el arroz; cuando veas que la leche condensada ha sido absorbida, apagas el fuego y pones la crema de leche; mezclas bien todo y dejas reposar unos 10 minutos.

Al cabo del cual o lo sirves en moldecitos o en un molde grande y lo metes al refrigerador y luego de estar frío lo sirves espolvoreando canela por encima,  o bien lo puedes poner caliente con un poco de compota de fruta.

Anee

Mi cocina: Crumble de frutas

Ésta tarta le gusta a todo el mundo y es que es tan fácil de preparar que no creo que lugar a errores y quede mal nunca.

De momento la he probado con ruibarbo, calabaza, moras silvestres, fresas y manzanas. Pero creo que cualquiera le puede quedas bien.

Me encanta servirla calentita con una bola de helado de vainilla por encima. Generalmente yo hago todo casero, así que procuro hacer mi propia mermelada y el helado; pero evidentemente todo acepta sus atajos y puedes comprarlos hechos que para el caso será lo mismo.

Yo suelo poner la mermelada, del mismo sabor de la fruta fresca, pero puedes mezclar sabores, por ejemplo queda delicioso mezclar ruibarbo con duraznos, moras y manzanas, etc…

Te aconsejo que la mantequilla la tengas a temperatura ambiente y si no es posible por lo menos córtala en cubitos, ya verás que se facilita bastante manejarla así.

Por otro lado, si vas a usar ruibarbo, aunque te de pereza te recomiendo pelarlo primero y puedes usar un pelador de papas (patatas) se hace rapidísimo y ten mucho cuidado se solo usar los tallos, pues las hojas son tóxicas. También suelo cambiar el azúcar por panela rallada, me gusta más su sabor.

La fruta fresca cortala en cubos de unos 2cms, o si son bayas (moras, frambuesas, cerezas, etc) quítales el hueso (pepa, semilla, etc) y ya está.

Si la mezcla de crumble no te queda como en la imagen, ponle harina de trigo poco a poco hasta que veas el punto.

Por último, te recomiendo los moldes de silicona, son super cómodos, no necesitas engrasar y poner harina; además desmoldan facilísimo. Lo único es que son muy blanditos por lo que yo pongo el mío sobre una placa de las normales.

Bueno necesitarás los siguientes ingredientes:

1000gr de mermelada

1000gr de fruta fresca

400gr de harina de trigo

250gr de mantequilla sin sal

100gr de azúcar moreno

Elaboración:

Poner a calentar el horno a 180º, mientras el horno se calienta mezclas la fruta fresca con la mermelada y aparte la harina con la mantequilla y el azúcar; te quedara una mezcla como de migas (crumble), bastante seca, así debe ser.

Luego en el molde (si no es de silicona, pues engrásalo y ponle harina para que no se pegue), pones la primera fruta con la mitad de la mezcla, luego la cubres con una capa de crumble, otra de frutas encima y terminas tapando todo bien con una última de crumble.

Para cuando has terminado, seguramente el horno ya habrá calentado y podrás meter el molde por unos 35-40 minutos, hasta que veas que se torna dorado y la mezcla de la fruta burbujee por los laterales.

Sácalo del horno y déjalo reposar por unos minutos, luego sírvelo calentito con el helado y un cafecito; aunque frío está delicioso también, pues el crumble se endurece y crea una costra crocante espectacular!

Anee