Harry Potter – Jugo (Zumo) de Calabaza (Zapallo)

Siempre he sido fan de la zaga de Harry Potter, y últimamente me ha dado por sus recetas las cuales no he encontrado en la red ninguna que en realidad me convenza así que decidí ponerme en la tarea de hacerlas. Son muchas, así que iré poco a poco, aunque ya existen libros de cocina sobre las recetas de Harry Potter, casi todos son en inglés. Además pienso que sería un regalo muy curioso (una botella con una etiqueta) o ideal para una fiesta de Halloween o mágica 😀

Anee

INGREDIENTES:

Para 2 litros (aproximadamente)

800gr de Calabaza / Zapallo (la que les guste más).

800ml de agua (Pueden reemplazarla por jugo/zumo de manzana y/o zanahoria)

8 clavos de olor.

8 cucharaditas (1 teaspoon = 5ml) de miel (la que más les guste).

Opcional: Jugo/Zumo de manzana, zanahoria, naranja (la de naranja no se cuece y se pone al final fresco), leche o leche de coco; Jengibre fresco rallado o anís estrellado en lugar de los clavos de olor. Azúcar moreno/blanco en lugar de miel.

Olla grande.

Batidora/Licuadora/Batidora de mano.

Colador/Cedazo de malla no muy fina (a menos que quieras solo el liquido)

Espátula.

Cucharas para medir.

Vaso para medir.

Jarra o botella para guardar.

PREPARACIÓN: 

  1. Pelar la calabaza y cortarla en cubos de aproximadamente 3 cm.
  2. Se pone toda la calabaza dentro de la olla.
  3. Se agrega el agua junto con la calabaza (o 50% agua y 50% leche o el jugo de manzana o el de zanahoria).
  4. Se ponen los clavos de olor junto con lo anterior.
  5. Se lleva a fuego medio por aproximadamente 30 a 40 minutos.
  6. Cuando está bien blandita, se licua bien (aquí se le puede poner el jugo de naranja).
  7. Pon la miel o el endulzante de tu preferencia.
  8. Se pasa todo por el colador mientras se rasca y se mueve con la espátula para poder pasar toda la pulpa por medio del colador, la idea es que se queden solo los trozos de los clavos de olor o anís en el colador.
  9. Se pone en la botella con un embudo o en una jarra.
  10. Poner a enfríar antes de meterlo en la nevera.
  11. Tómalo muy frío.

Bizcocho de Milo en 3 minutos y en microondas!

Este bizcocho es muy simple de hacer y si le quitamos el ingrediente variable que en este caso sería el Milo, pues podemos hacer una gran variedad con tan solo cambiar dicho ingrediente por otro.

Además, tiene la maravilla de ser muy fácil de hacer, lo que lo hace muy interesante para compartir un rato con tus hijos con pocos ingredientes, sin necesidad de maquinaria, ni conocimientos sofisticados y en tan solo 3.5 minutos está listo.

¡Es una autentica delicia para chuparse los dedos!


INGREDIENTES:

2 Cucharadas de aceite de girasol (el de oliva tiene mucho sabor)

8 Cucharadas de Milo en polvo (ingrediente variable)

4 Cucharadas de harina de trigo (de la normalita que se consigue en cualquier parte)

2 Cucharadas de azúcar (solo 2 porque el Milo ya tiene azúcar, si cambias el ingrediente variable; debes ajustar el azúcar)

4 Cucharadas de leche

1 Huevo

PREPARACIÓN:

– Con una servilleta o brochita, engrasa el molde (que puede ser un plato hondo para sopa).

– Luego, pon dentro del molde todos los ingredientes y mézclalos con un tenedor.

– Introduce el molde en el microondas y déjalo que cocine por 3 minutos y medio.

¡Voila! El bizcocho está listo. Puedes desmoldarlo y servirlo caliente con helado o espolvorear un poco de azúcar glass (pulverizada, XXX) o ponerle la cobertura que quieras.

* Rinde 2 porciones.

Anee

Vino espumoso con lyches

Que delicia! Además de que visualmente es muy bonito y tiene un sabor muy especial. Es el vino espumoso con lyches.

Si quieres ofrecer una cena de noche vieja informal pero coqueta, y tus invitados no son unos sibaritas consumados; podrás darte el lujo de celebrar las campanadas con ésta delicia y por ahí derecho, cambiamos las uvas por lyches!

Es muy fácil, simplemente consigue un vino blanco espumoso brut, el cual no debe ser costoso; pues es una verdadera pena mezclar licores costosos (eso pienso yo).


Compras unas latas de lyches, de esos que vienen en almíbar en su jugo; pasa el jugo con unos cuantos lyches (5-8) y los pasas por el miniopymer y lo cuelas. Y bueno, le mezclas al vino espumoso el jugo de los lyches y listo!

Tan simple, bello y delicioso! Pues le da un color rosáceo al licor, espectacular y si encima en el fondo de la copa (flauta) pones unos 3 lyches, pues más bonito y exótico aún.

Y si además logras conseguir virutas de oro comestible, le dejas caer unas cuantas y super sofisticada la bebida.

Es para tomarla bien fría, así que pon el vino y las latas de lyches en la nevera y prepáralo justo antes de servir para no perder las burbujitas del vino.

También te queda rico y curioso usar cerveza en lugar de vino espumoso, yo no tenía una más suave, yo recomendaría la marca Sol o la marca Corona, que son muy suaves.

O si quieres hacerlo sin alcohol, qué tal mezclándola con alguna bebida gasificada como soda, Sprite, Seven Up, gaseosa (España), etc. Si es que el todo es experimentar, pero te aseguro que queda espectacular!

Pero ten cuidado, porque parece suave, se ve muy bonito y sabe delicioso; pero si te pasas se te suben las burbujas a la cabeza!

Anee